viernes, 1 de mayo de 2009

WALDO DE LOS RÍOS (1972)


El desaparecido genio de los arreglos musicales (a su lado, Luis Cobos se queda en triste parodia) también hizo sus pinitos en la música sacra. Se atrevió a ponerle música a una versión "cantada" del credo (el que según mi abuela, es el moderno, pero no tuvo mucho éxito y se volvió a rezar el de siempre). Lo entrecomillo porque si nos quedásemos con la parte vocal parecería algo próximo al hiphop-gospel. De cualquier forma, el invento está bien. En la cara B, el soneto "a Cristo crucificado" está acompañado con un sonido propio de órgano de Iglesia.

enlace

No hay comentarios: