domingo, 23 de mayo de 2010

PERET (Eurovisión 1974)


No tenía muy claro si hacerlo o no, pero acabo de ver una entrevista a José Luis Uribarri en "la tele del toro" (de forma completamente causal, haciendo zapping, vi unas imágenes de ABBA en "Aplauso", y me detuve, y ahí apareció) me han inspirado, ya que si ellos tienen "España en la memoria" [a la cual quieren darle una buena vuelta de tortilla y limpiar lo que no sale ni con salfumán], y según decía su presentador, lleva año y medio, yo, que llevo 2 y medio, pues "Eurovisión en la memoria". A ésto se puede añadir los discos facilitados por dondisco, los de Jaime Morey y Rosy Armen, recientemente publicados, así como otros tantos que hay por el blog, algunas versiones, principalmente Raphael cantando en inglés "Hablemos del amor".

Tras ésta introducción, "España en la memoria de Eurovisión" se centra este año en aquellas canciones que suelen salir menos en los resúmenes que nos hacen en televisión (normalmente ocupados por Massiel, Salomé, Karina, Mocedades y Betty Missiego, el G5), y aunque antes o después, a poco que se amplíe un poco el resumen, aparecen casi todas, porque tampoco son tantas, siempre hay algunas que salen con menos frecuencia, y en base a eso he seleccionado otros temas.

Empiezo con Peret y su corbata con micrófono. A mí el género rumbita me ha gustado normalmente, y como no podía ser menos, y por definición, Peret. Peret ya había triunfado en más de media Europa con una lágrima (cayó en la arena), y también tuvo gran popularidad con Borriquito, y otros tantos temas que ya no pasaron de los Pirineos, al menos que yo sepa, como Don Toribio Carambola, Lo mato, Tracatrá, La fiesta no es para feos, El muerto vivo... y un largo etcétera. Como dije con la presentación de la también gitana Remedios Amaya, los temas de toques flamencos, que se interpreten con un cuadro de palmeros y guitarras, pues si intentas arreglarlos para orquesta, acaba en chapuza fácilmente, y ésto es lo que le ocurrió a la instrumentación de Peret, y lo dijo J. L. Uribarri en aquella, su segunda transmisión, que el director Rafael Ibarbia tuvo bastantes problemas para conseguir que la orquesta se amoldase al tema [anécdota es que iba a acompañarlo en la orquesta J. Carlos Calderón, de hecho, en los arreglos del disco es quien figura, pero supuestamente por las fechas eurovisivas, se estaba sometiendo a una operación de oído] El resultado fue una 9ª posición -compartida con Bélgica- de 17 participantes.

enlace